fullscreen

Internet, smartphones y personas

Según la noticia publicada en BBC el número de usuarios de smartphones en China está impulsando el numero de usuarios de internet, configurándose así no solo como un soporte de extensión de internet sino como un medio de acceso primario a la red. El hecho de que a día de hoy millones de usuarios estén accediendo por primera vez a internet a través de dispositivos móviles implica un cambio radical en el desarrollo de los contenidos digitales.

Hasta hoy, la transición o evolución era clara. Los contenidos tenían que adaptarse a los dispositivos móviles siendo estos una mera extensión o antena de la fuente principal, el contenido web en formato para escritorio. A partir de ahora los nuevos proyectos o fuentes generadoras de contenidos nacen de forma “nativa” dirigidas a un público que ha conocido su primer internet desde la pantalla de un móvil o un tablet, invirtiendo así el proceso lógico de web a móvil y dejando para el final la pregunta: ¿adaptamos los contenidos a web?

De esta tendencia extraemos una lectura clara: el contenido móvil no solo tiene futuro, sino que apunta a ser el soporte principal para acceder a internet. Así, la estrategia de las empresas o acciones globales deberá tener en cuenta a la hora de ofrecer sus contenidos y transmitir sus mensajes que la ventana por la que conectará con sus públicos ha cambiado y deberá atender a los nuevos hábitos, sensaciones y uso que implica acceder al contenido a través de un móvil y no de un ordenador. El móvil dejará muy pronto de ser una opción a ser una prioridad.

Desarrollar contenidos para la red implica la coordinación de profesionales y recursos, periodistas, informáticos, gráficos… y hasta ahora el lenguaje y el formato estaban claros, pero, en un mundo en el que los contenidos se consultan en pantallas de menos pulgadas, en entornos hostiles como un metro, una parada de bus o caminando en plena calle, ¿qué cabida puede tener un contenido extenso que exija cierto grado de concentración?, ¿afectará la necesidad de condensar la información a la calidad de los mensajes? Son solo pequeñas muestras de incógnitas o retos que deben solventarse con profesionalidad y con un continuo estudio de la usabilidad y el comportamiento humano.

Estos retos no son nuevos. Son giros en el eterno debate de ese cambio incesante en el mundo de la comunicación. Todavía no hemos aprendido a explotar el potencial de una red a través de un formato web estándar y ya se va siendo superado. Ayer mismo atisbábamos fórmulas para generar contenidos eficaces en un entorno y hoy debemos poner todo de nuevo en tela de juicio, surgen constantemente nuevas preguntas: ¿qué papel jugarán los diferentes formatos como el vídeo y el audio? ¿será el ancho de banda disponible una brecha tecnológica que limitará el desarrollo de los ciudadanos según la zona en la que se encuentren? ¿cómo afectará al comportamiento humano, a su razonamiento y a su capacidad crítica?

Nosotros, desde nuestra humilde posición, montados sobre un granito de arena en el Sáhara de la tecnología, adoptamos la actitud de todo curioso; siendo conscientes de que no nos queda otra que aprender a aprender, cada día, y enfrentarnos a nuevos retos, aportando, desde nuestra visión especializada, contenido entendido desde y para la movilidad siendo hoy la combinación smartphone, tablet y app el medio en auge pero sin perder de vista que otros soportes, formas y tecnologías, algunos difíciles de imaginar, vendrán mañana.  Divertido, ¿no?

Leave a Comment