El Brand Games Studio de Cuatroochenta pone un pie en Silicon Valley (Diario desde San Francisco)

Lucía García Vidal, del equipo de desarrollo de negocio de Cuatroochenta, en el encuentro tras la sesión de 'Pitch' en el Spain Tech Center en San Francisco. Foto: SPT.

Lucía García Vidal, del equipo de desarrollo de negocio de Cuatroochenta, en el encuentro tras la sesión de ‘Pitch’ en el Spain Tech Center en San Francisco. Foto: SPT.

Enfrentarse a una audiencia seleccionada de empresas, emprendedores e inversores en la meca mundial de las nuevas tecnologías y la innovación para poner el valor el trabajo de todo un equipo en un pitch de poco más de 2 minutos. Conocer de cerca la forma de valorar un proyecto del reputado inversor japonés Hiroshi Wald. Empaparse de la metodología “design thinking” para crear productos y servicios contando con la participación de los usuarios de la mano de uno de sus gurús, Jonathan Littman. O visitar Google y que uno de sus directivos de origen español te explique las tres próximas revoluciones tecnológicas y su impacto en la sociedad para reafirmar las líneas de trabajo de Cuatroochenta: inteligencia artificial, internet de las cosas y realidad virtual y aumentada. Y todo eso con la victoria de Donald Trump como telón de fondo. El testimonio de Lucía García Vidal, del equipo de desarrollo de negocio de Cuatroochenta, durante su participación del 7 al 18 de noviembre en el Programa de Inmersión en Silcion Valley del Spain Tech Center (STC), habla bien a las claras del gran valor y la intensidad de la experiencia vivida.

El Brand Games Studio de Cuatroochenta, el nuevo departamento de videojuegos y experiencias inmersivas en realidad virtual y aumentada por el que hemos sido seleccionados junto a otras 12 empresas para viajar a San Francisco, ha logrado poner un pie en firme en el exigente mercado estadounidense con el objetivo de intentar abrirnos paso. Porque esa ha sido una de las principales confirmaciones del viaje: la inmensidad y elevadísima competitividad del ecosistema tecnológico californiano. Y, al mismo tiempo, la posibilidad real de disponer de oportunidades si tienes buenas ideas y las sabes defender. Por último, otro aspecto clave que trasluce el diario de Lucía García desde Silicon Valley, publicado durante las dos últimas semanas en redes sociales (#diario480siliconvalley) y que recopilamos en este post, es la excelente convivencia personal con el resto de responsables de las empresas participantes (beBee, Blueliv, ec2ce, Electronic IDentification, Estudiofuture, Libnova, MyVitale, Nautic Advisor, Net IP, SpiralAI y Wide Eyes Technologies) y personal del Spain Tech Center.   

Una de las primeras charlas fue la de Nathan Gold, “The Demo Coach”.

Una de las primeras charlas fue la de Nathan Gold, “The Demo Coach”.

Día 1 y 2. Aterrizamos el domingo de madrugada en San Francisco, compartimos casa con otras dos empresas que participan en el programa del ICEX y realmente empezamos a trabajar el lunes. Enmedio del gran terremoto político que vive EE. UU., hemos conseguido encontrar el sosiego suficiente para empezar a preparar la primera gran cita, la Pitch Night de este miércoles en el K&L Gates LLP. Empezamos a prepararla con el experto Nathan Gold, “The Demo Coach”, considerado un auténtico gurú en la materia y lo cierto es que ha sido muy interesante y productivo: nos ha dado pautas claras y consejos muy valiosos para que nuestra presentación conecte con posibles partners e inversores. También hemos tenido charlas de temas de financiación y otros menos memorables como las leyes de propiedad intelectual e inmigración en EE. UU. Las dos primeras jornadas de trabajo se han desarrollado en la sede del Spain Tech Center en el espacio de coworking RocketSpace, donde nacieron proyectos de referencia como Spotify o Uber. Es un espacio de trabajo, sí, pero lo cierto es que se respira una atmósfera especial. Aunque para especial la visita fugaz que hemos podido hacer por la ciudad a los sitios más típicos: la Bahía de San Francisco con el puente Golden Gate y la cárcel de Alcatraz, Chinatown, las calles en cuesta…. Ese tipo de postales que, por mucho que te las esperes porque las has visto en un montón de películas y series, no dejan de sorprenderte. Y hasta nos ha dado tiempo de visitar una feria de máquinas de videojuegos, que seguro hubiera hecho las delicias del equipo de desarrollo de Cuatroochenta, y de ver música en directo. Nos acostamos cansados después de un intenso día y, para qué negarlo, sobresaltados por el resultado de las elecciones. Los norteamericanos con los que hemos hablado nos han transmitido sensaciones encontradas acerca de la victoria de Trump: hemos detectado mayoritariamente tristeza y decepción (aquí en California ha ganado Hillary Clinton por goleada) pero, al mismo tiempo, confiesan que se lo esperaban. Mañana el mundo seguirá girando y volverá a salir el sol. Esperemos.

Día 3. Después de mucho tiempo de preparación, por fin llegó el momento de hacer el “pitch” sobre el Brand Games Studio de Cuatroochenta, el nuevo servicio que estamos ofreciendo para que las marcas conecten mejor con su público a través de experiencias inmersivas de realidad virtual y aumentada. ¡Ha pasado volando! Y estoy satisfecha porque la propuesta ha gustado mucho a los emprendedores, empresas e inversores que han asistido; la prueba es que en el networking posterior he conseguido cerrar dos reuniones muy interesantes. Ha sido un día de bastante tensión por la responsabilidad de exponer de la mejor manera posible el trabajo de todo el equipo de Cuatroochenta en el evento central organizado por el Spain Tech Center dentro del programa de inmersión en Silicon Valley. Uno de los aspectos más enriquecedores del programa está siendo la convivencia con el resto de empresas seleccionadas, especialmente con los representantes de Net IP y Wide Eyes, con los que compartimos casa. Las vistas de San Francisco hoy han sido desde la ventana…

Paseo en bici con el Golden Gate al fondo.

Paseo en bici con el Golden Gate al fondo.

 

Día 4. Hoy ha sido el día más productivo desde que aterrizamos en San Francisco. Una agenda completa con sesiones muy buenas sobre financiación y sobre cómo contactar y persuadir a inversores. La primera ha sido sobre líneas de crédito a cargo de Vicenzo Mitolo en el Grove Room, un espacio de coworking muy chulo, y el resto ha seguido desarrollándose en la sede del Spain Tech Center en el RocketSpace, nuestro cuartel general en Silicon Valley. Ha sido muy instructiva la charla de Sebastian Storfer, un alemán que dirige el desarrollo corporativo de Gree Games, uno de los referentes en videojuegos por aquí, que nos ha explicado su experiencia en EE. UU; algunas ideas pueden ser aplicables al Brand Games Studio de Cuatroochenta. Por último, la mejor sesión hasta el momento, la del inversor japonés Hiroshi Wald, un auténtico crack como profesional y como persona. Seguimos tomando nota.

Compartiendo casa y trabajo con los compañeros de Net IP y Wide Eyes.

Compartiendo casa y trabajo con los compañeros de Net IP y Wide Eyes.

Días 5-7. El viernes arrancó con una charla del barcelonés Pablo Pantaleoni, que nos explicó su experiencia de internacionalización en San Francisco, donde se ha instalado con su proyecto Medtep, una innovadora plataforma de gestión sanitaria; y otra sobre adquisición y retención de clientes con Frederic Hanika, experto en mentoring basado en big data con The Hive, una empresa puntera de Palo Alto con sedes en India y Brasil. Fueron dos sesiones preparatorias muy productivas de cara a las visitas a empresas y reuniones que tenemos previstas esta semana en Silicon Valley. Y, ¡esta vez sí!, el fin de semana tuvimos oportunidad de hacer algo de turismo con los compañeros de las otras empresas seleccionadas en el programa de inmersión: el sábado ruta en bici por el Golden Gate hasta Sausalito y el domingo alquilamos un coche para escaparnos al sur de California, Santa Cruz, Carmel… Además, hemos disfrutado de un tiempo espectacular.

Días 8-10. Solo por haber conocido de cerca a personas como Jonathan Littman hubiera merecido la pena viajar hasta San Francisco. Un gurú de la innovación que ha trabajado para las mejores marcas, que empezó como periodista (escribió en Forbes y Los Angeles Times), que ha publicado varios libros de éxito y tiene múltiples premios. Pero, sobre todo, un tipo que se explica de maravilla y que ha ofrecido una sesión muy dinámica sobre “design thinking”, metodología para crear productos y servicios para satisfacer las necesidades de los usuarios haciéndoles parte activa del proceso de creación. Además, la sesión ha sido entre el Embarcadero, en un edificio muy chulo con comercios y restaurantes, y unas oficinas en la calle Clay. En definitiva, un día muy provechoso, en el que hemos visto cómo aplicar ideas brillantes a casos reales. El principio de semana (lunes y martes) estuvo centrado en aspectos más técnicos, con sesiones en la sede del Spain Tech Center en el RocketPlace sobre cómo montar una empresa en EE. UU., teniendo en cuenta desde los recursos humanos hasta el marketing pasando por el aspecto más comercial, con distintos expertos y empresarios internacionales. Próxima parada: Silicon Valley. ¡Qué ganas!

Con el gurú de la innovación Jonathan Littman (primero por la izquierda).

Con el gurú de la innovación Jonathan Littman (primero por la izquierda).

Días 11-12. La visita a las grandes empresas de Silicon Valley ha sido brutal. Te das cuenta de la dimensión que han adquirido las tecnológicas a todos los niveles y entiendes exactamente por qué se le considera la meca mundial. Especialmente por la efervescencia, porque te encuentras con que están repensando e innovando sin parar para adelantarse al futuro. En Google, tras superar el “efecto parque temático” que sin querer sufrimos toda la expedición al llegar, uno de sus directivos de origen español nos habló de las tres próximas revoluciones tecnológicas y su impacto en la sociedad, lo que nos reafirma en las líneas de trabajo de Cuatroochenta: inteligencia artificial, internet de las cosas y realidad virtual y aumentada. También estuvimos en Nutanix, compañía de moda en el mundo de los centros de datos virtuales y la hiperconvergencia que acaba de salir a bolsa, acompañados de uno de sus responsables de marketing, el catalán Joan Morales. Hemos conocido a bastantes españoles en puestos directivos por aquí y, la verdad, es algo alentador. Esto se acaba… pero aún nos quedan algunas reuniones importantes que hemos logrado cerrar antes de volver.

Visita a la gran G.

Visita a la gran G.

Día 13. Fiesta final con los representantes de las empresas participantes en la expedición (beBee, Blueliv, ec2ce, Electronic IDentification, Estudiofuture, Libnova, MyVitale, Nautic Advisor, Net IP, SpiralAI y Wide Eyes Technologies) y del Spain Tech Center, con los que hemos disfrutado de esta estupenda experiencia de dos semanas en San Francisco. Después de descansar un poco tras el largo viaje, ahora toca procesar un montón de información y de ideas.

Foto de familia con todos los participantes en el programa de inmersión en Silicon Valley.

Foto de familia con todos los participantes en el programa de inmersión en Silicon Valley.

Comments are closed.