10 cosas que no sabría hacer sin las apps de mi móvil o tablet

apps vida diaria 

Todos tenemos un pequeño círculo de aplicaciones en el smartphone y/o tablet que, casi sin darnos cuenta, las hemos interiorizado en nuestro día a día. Desde las apps más sencillas, de las que ni tan solo tenemos conciencia de su condición –son como un botón más del móvil-, hasta las más completas y sofisticadas –esa que enseñamos a nuestros amigos cuando la descubrimos-. Son apps que, objetivamente, nos hacen la vida más fácil, en nuestro tiempo libre pero también en el trabajo. Sin olvidar que nuestro smartphone sirve para llamar por teléfono –ya no lo hacemos desde otro tipo de dispositivo-, hacer fotos, para comunicarnos en redes sociales, para que no se vuele la servilleta de papel cuando nos sentamos a tomar unas cañas en una terraza y para zanjar discusiones accediendo a internet en cualquier sitio -¡¿cómo nos las arreglábamos antes?!-, del tipo: “¿Cuánto mide el Everest?”, “¿cómo se llamaba el actor de Friends que luego hizo la peli aquella?” “¿Cuántos años tiene Diego Costa?”… Confesémoslo: algunas de ellas solo las usamos en tiempos muertos, en salas de espera o en trayectos en transporte público, pero otras… ¿qué haríamos sin ellas?

1. Organizarme. Gestores de agenda y tareas sencillos e intuitivos, para planificar cosas por hacer, para calendarizar, con avisos y recordatorios. Accesibles desde todos los dispositivos, sincronizables y compartibles. Desde Wunderlist hasta Things o Hightrack pasando por el calendario de serie. Las buenas intenciones hay que mantenerlas, aunque después termines poniendo ticks de tres en tres o aplazando tareas como un poseso…

2. Planificar trayectos en transporte público. Ya no hay quien no tire del móvil para consultar las conexiones del metro, los horarios del Cercanías, cuánto falta para que pase el próximo bus, la ruta combinada para ir con bici cogiendo el tren… Incluso comprar los billetes o conocer el saldo de la tarjeta de transporte sin necesidad de ir al expendedor. Sin ir más lejos, EMT Valencia o Subús Albacete.

3. Gestiones bancarias. Desde consultar los últimos movimientos o hacer transferencias desde nuestra cuenta bancaria o tarjeta hasta –está al caer- el pago electrónico, pagos y cobros entre particulares o retirada de efectivo en el cajero sin necesidad de tarjeta de crédito. También cosas más banales como crear botes con los amigos, organizar y liquidar un regalo colectivo o un amigo invisible, léase Wizzo a Yaap Money.

4. Registrar mi actividad deportiva. ¿Qué sería del mundo del running sin Endomondo o RunKeeper? Esas apps que nos descubren en qué preciso instante perdimos el ritmo o directamente sufrimos una pájara, que nos recuerda que no debemos perder los buenos hábitos, que nos sirve de hoja de ruta e historial deportivo. Para presumir de marcas entre nuestros amigos o para llevarlo discretamente en silencio. Esa nueva dimensión que ha adquirido el correr por la ciudad o por el campo de toda la vida, vaya… Y que se va sofisticando todavía más con las apps de buenos hábitos, aunque cada vez van dando más juego en la tablet cuando estás tumbado en el sofá…

5. Escuchar música o la radio. Muchas veces al mismo tiempo que la anterior, hasta el punto de que la voz aterciopelada que te dice la media que llevas cuando vas corriendo baja automáticamente el volumen de la canción. Pero no solo: en los trayectos en transporte público, en colas y esperas, para irte a dormir, para poner en un dock o con unos altavoces bluetooth mientras cocinas… Spotify, Deezer o tu emisora de radio de referencia para escuchar tus programas favoritos cuando te apetece.

6. Consulta rápida de noticias. Mirar disimuladamente cómo va el partido de tu equipo cuando una reunión se ha alargado más de la cuenta no sería lo mismo sin esa app de tu periódico deportivo que te lo pone fácil-fácil, incluso con la narración de urgencia a base de frases lapidarias. Pero también consultar todo tipo de noticias en tu/s diario/s, para terminar tuiteando alguna y comentar la jugada.

7. Poder improvisar cuando viajo. Además de poder llevar en el móvil o la tablet los billetes del tren o del avión (Passbook), hay todo un universo de apps que, más que una guía de viaje a la antigua usanza, nos sirven para poder viajar con mayor flexibilidad, para improvisar con red, sin necesidad de tenerlo todo planificado al detalle antes de salir de casa. Encontrar alojamiento de última hora (Hoteles con encanto), comer en un restaurante decente cuando voy medioperdido por una ciudad (TripAdvisor), saber dónde tomarme una copa (Bogotá Exclusiva), ir de concierto, a un evento deportivo, alquilar un coche

8. Escanear códigos QR o documentos. Sencillo, rápido y práctico. Esa app que nos permite escanear y guardar documentos con la cámara del móvil (CamScanner), leer un código QR que nos permite ampliar información (ScanLife) o incluso directamente una imagen para lograr un transport 360º (Digapp).

9. Consultar las farmacias de guardia, cita previa con el médico… Más apps de servicio básico, en este caso en el ámbito sanitario, casi de primeros auxilios, que dan acceso a información o solución rápida a cosas tan domésticas y necesarias como saber dónde está la Farmacia de Guardia más cercana, solicitar una cita previa para ir al médico…

10. Ir de compras. Desde comparar precios hasta enviar las fotos de los zapatos de mi pareja para no cometer errores, el smartphone ha transformado nuestra forma de ir de compras. Incluso con soluciones muy específicas, como supermercados que integran sus programas de fidelización y promociones para ayudar a confeccionar la lista de la compra (Supermercados Rey), asistencia para elegir vino (Vivino) o incluso ampliar la experiencia de comerse un buen helado (Nestlé).

+1. Pasatiempo para los niños. El smartphone y el tablet es un gran invento para matar el tiempo, pero si vas con tu hijo/a pequeño y te toca esperar a algo o a alguien, entonces es sencillamente milagroso. Apps de canales de televisión infantiles (Clan TV -¡gracias, Peppa, por todos esos capotes!-) o juegos, que si tienen un perfil educativo casi mejor: Goodnight Safari, iRubio, Kids Kioske, MiloMartens, Dibudibu, Toca Doctor, The Pianist, Cupacake

Comments are closed.